Si vuelvo a La teta…

si vuelvo a la teta 
vuelvo a recordar…
Su nombre tal vez lo asocio con aquel nombre que todos conocemos y torpemente nombramos como Goethe. Aquél por vender su alma al diablo, ella por materializarla con una papa.
No sé si mis impresiones asustan. Pero la verdad es que, cuando terminé de ver la película, me seguí preguntando ¿qué es la teta asustada?. Un rito, una maldición, una consecuencia. Es la leche materna, es padecimiento, es la papa, el susto o la putrefacción. Lejos de responderme creo que es todo esto envuelto en el miedo.
De la película recojo varias cosas:
– Me gustan los planos, la elección – a pesar de que algunos se notan forzados-.
– Me gustó la incógnita materializada algunas veces en cantos, otras en perlas.
– Detalles, risas, y hasta espanto…
si vuelvo a la teta
vuelvo a recordar
como el cuerpo sigue siendo el disfraz
y máscara
de lo que cobardemente ocultamos.
(pornografísmo/antropofagia del cuerpo/neologismos del miedo)
si vuelvo a la teta
vuelvo al canto
antes que
a la palabra.
(como el agua en la aridez del miedo).
                    y       salud!
Anuncios