Canción de Le refuge (François Ozon, 2009)

Junto con la escena de la confesión, uno de los momentos más íntimos de la película.

Anuncios