Adaptación: vida

Notas sobre Adaptation o Ladrón de Orquídeas.

“Eres lo que amas, no lo que te ama”. Este momento resuena, ambiguo, entre burlón como el ‘aprendizaje del personaje’ y genuino como dos maneras de asumir la adaptación – proceso creativo y proceso físico -.

Susan Orlean parece estar floreciendo en la escena del jardín. Su manera de estar en la grama, su rostro calmado y sus ojos curiosos, la iluminación cayendo sobre su cuerpo, la claridad de su ropa.

La rutina, el trabajo, la casa, la familia, los amigos. Vivir es un constante adaptarse, como si fuéramos escribiéndonos y reescribiéndonos a lo largo de los días. Pero como dice Susan Orlean, el cambio es más difícil para nosotros con respecto a los animales porque nosotros tenemos conciencia. Escribes libros, los lees, haces películas, las ves, compones música, la escuchas, montas obras teatrales, las actúas; todo esto para adaptarte al cambio o evadirlo. El individuo crea adaptando sus deseos a la realidad de la misma manera que la vida es una adaptación al entorno. Vivir es ser mediocre, desenvolverse en la medianía, en las constumbres que te imponen y en las que aceptas. No, no podría haber una película sólo sobre flores porque nos aburriríamos. Necesitamos historias que nos reflejen o que nos evadan, pero que a fin de cuentas nos muestren cambio.

Me fascina que la película plantee la adaptación con tal ligereza. Entre las neurosis de Charlie y de Susan, las bromas, los romances y el guión en sí, las reflexiones de ambos personajes parecen deshojarse y caer con una liviandad de la que no me percato hasta el final de la película, cuando pienso en ella. La película es una reflexión de sí mísma como adaptación, de los caprichos y las inseguridades de dos escritores, pero lo hace con desparpajo y naturalidad.

Somos insectos con memoria o, como mínimo, coleccionistas de tierras y de flores.

Trailer de El Tío Boonmee, Quien Puede Recordar sus Vidas Pasadas

“Los fantasmas no están amarrados a los lugares, sino a la gente, a los seres vivos”

Esta fue la película ganadora en el Festival de Cannes.

Me pregunto cómo se pronuncia el nombre y el apellido de este director.

De él me han recomendado mucho Tropical Malady. Se consigue en la Universidad Central.

Ganadores del Festival de Cannes 2010.

http://www.noticine.com/

El jurado que presidía Tim Burton de la 63 edición del Festival de Cannes ha optado por la renovación y el riesgo, premiando con la Palma de Oro a la cinta de toques entre surrealistas y espiritistas Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives (El Tío Boonmee, quien puede recordar sus vidas pasadas), del tailandés Apichatpong Weerasethakul, financiada mayoritariamente por un “europuding” del que participó la productora española Eddie Saeta. Javier Bardem logró el premio de intepretación masculina por Biutiful, de Alejandro González Iñárritu, exaequo con el italiano Elio Germano por La nostra vita.
El palmarés, que no ha recibido discrepancias durante la gala pero sí levantó algunas polémicas entre la prensa, ignora a la película que más gustó, o mejor dicho que gustó a más gente, la cinta británica de Mike Leigh Another Year. El veterano cineasta europeo debería haber ganado por ejemplo ese premio de realización que al francés debutante Mathieu Amalric le queda enorme, como la energía y el espíritu de sus bailarinas de “strip tease” en Tournée, no suficiente sin embargo por la incapacidad del guión para lograr un film redondo.
Juliette Binoche, desde que se programó su película de Abbas Kiarostami, Copie conforme, era como Bardem, favorita, sólo con la duda de si no lo merecía también la coreana Yoon Jung-Hee. Menos esperado era que compartiera el español Bardem su recompensa con el italiano Germano, estimable sin duda en La nostra vita, pero no con el nivel de esfuerzo del protagonista de la frustrada Biutiful.

El Gran Premio del Festival, segunda recompensa tras la Palma, fue a parar a la francesa Des hommes et des dieux, de Xavier Beauvois, basada en la historia real de unos frailes que viven en un monasterio del interior de Argelia y que acaban secuestrados y asesinados a manos de integristas islámicos. Se trata de un film que, lento en opinión de algunos, tiene el acierto de transmitir una profunda espiritualidad.
Justamente lo mismo intenta la ganadora de la Palma de Oro, Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives, de Apichatpong Weerasethakul, cinta que para nada provocó unanimidades. Inspirada por el principio budista de la reencarnación, está poblada de curiosos personajes y situaciones surrealistas que fascinaron a algunos y parecieron ridículas a otros. Es de esas películas que se aman o se odian, sin dejar indiferente a nadie. Sus posibilidades comerciales, por lo demás, son muy limitadas.
El cine latino, que sólo contaba con la cinta del mexicano González Iñárritu en competencia, logró otro premio importante, la Cámara de Oro, a la mejor opera prima, para la mexicana Año bisiesto, de Michael Crowe, que se programó en la Quincena de los Realizadores. Además de Bardem, que elogió el esfuerzo de su realizador, y dedicó el premio a su familia y a su pareja, la actriz Penélope Cruz, también presente en la gala, subieron al escenario para conceder otros galardones los mexicanos Salma Hayek y Gael García Bernal, y la descendiente de caribeños Michelle Rodríguez.
Un protagonista ausente de la despedida del festival fue de nuevo el iraní Jafar Panahi, quien lleva más de una semana en huelga de hambre en la cárcel de Teherán donde ha sido encerrado sin cargos.

Palmarés Oficial del 63 Festival de Cannes

PALMA DE ORO
Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives, de Apichatpong Weerasethakul

GRAN PREMIO DEL FESTIVAL 63
Des hommes et des dieux, de Xavier Beauvois

MEJOR DIRECTOR
Mathieu Amalric, por Tournée

MEJOR ACTOR (exaequo)
Javier Bardem, por Biutiful
Elio Germano, por La nostra vita

MEJOR ACTRIZ
Juliette Binoche, por Copie conforme

MEJOR GUIÓN
Chang-dong Lee, por Poetry

PREMIO DEL JURADO
Un homme qui crie, de Mahamat-Saleh Haroun

CÁMERA D’OR (opera prima)
Año bisiesto, de Michael Rowe.

Director del mes: Wong Kar Wai. Datos biográficos

Nació el 17 de julio de 1956 en Shanghai, China.
Se mudó a Hong Kong a los cinco años con su mamá, abandonando a su papá, director de un hotel, su hermano y su hermana.
Suele congelar brevemente algunas secuencias para enfatizar lo efímero de lo importante en ciertas escenas.
Él mismo admite que su uso de historias no lineales en la narración está influenciada por el escritor argentino Manuel Puig, en el libro El Romance de Buenos Aires.
Nunca estudió cine.
Filmografía:
Wong gok ka moon/Como caen las lágrimas (1988)
A Fei zheng chuan/Días salvajes (1990)
Chung Hing sam Iam/Chungking Express (1994)
Dung che sai duk/Cenizas del Tiempo (1994)
Duo luo tian shi/Ángeles Caídos (1995)
wkw/tk/1996@7’55”hk.net (1996) [cortometraje]
Chun gwong cha sit/Felices Juntos (1997)
Fa yeung nin wa/Deseando Amar (2000)
2046 (2004)
Eros: “La Mano” (2004) [corto]
My Blueberry Nights (2007)
El Gran Maestro (2011)  —filmando–